Triádico[s]

Investigación en línea sobre la obra de Oskar Schlemmer

13 de enero


11:54 am
El salón esta vacío, es frío. ¿En que momento se convierte en otra cosa que un espacio y una temperartura?

RESTAURACIÓN DE LA CONDUCTA
Fragmento from “Performance Teoria Y Practicas Interculturales” by Richard Schechner
http://www.crim.unam.mx/cultura/2003/modulo%202/Lectura1b.html

… La conducta restaurada es conducta viva manejada como un director de cine trata una cinta de film. Las cintas de conducta (1) pueden reacomodarse o reconstruirse; son independientes de los sistemas causales (sociales, psicológicos, tecnológicos) que las originaron. Tienen vida propia. La “verdad” o “fuente” original de la conducta se puede perder, ignorar o contradecir -aunque en apariencia se note y se observe. Cómo se hicieron las cintas de conducta, cómo se las encontró o desarrolló puede no saberse o estar oculto, elaborado, distorsionado por el mito y la tradición. Originadas como proceso, usadas en el proceso de ensayo para hacer un nuevo proceso, una performance, las cintas de conducta no constituyen en sí mismas el proceso sino las cosas, el “material”. La conducta restaurada puede durar mucho, como algunos dramas y rituales, o durar poco, como algunos gestos, bailes y mantrás.

La conducta restaurada se usa en toda clase de performances, del shamanismo y el exorcismo al trance, del ritual a la danza y el teatro estéticos, de ritos de iniciación a dramas sociales, del psicoanálisis al psicodrama y el análisis transaccional. De hecho, la conducta restaurada es la característica más importante de la performance. Los practicantes de artes, ritos y curaciones suponen que algunas conductas -secuencias organizadas de sucesos, acciones con guión, conocidas como textos o partituras de movimientos- existen aparte de los actores que las “realizan”. Por estar separadas de quienes las realizan, esas conductas se pueden guardar, transmitir, manipular y transformar. Los actores se ponen en contacto con esas cintas de conducta, las recuperan, recuerdan o hasta las inventan y luego vuelven a realizar las conductas según las cintas, sea porque son absorbidos por ellas (representar un papel, entrar en trance) o porque existen paralelos a ellas (el Verfremdungseffekt de Brecht). El trabajo de restauración se lleva a cabo en los ensayos y/o en la transmisión de la conducta de maestro a novicio. Entender lo que pasa durante el entrenamiento, los ensayos y talleres -investigar el modo subjuntivo que es el médium de esas operaciones- es el método más seguro de relacionar la performance estética y el ritual.

La conducta restaurada está “allí afuera”, lejos de “mí”. Está separada y por lo tanto se la puede “trabajar”, cambiar, aunque ya “ha ocurrido”. La conducta restaurada incluye un vasto espectro de acciones. Puede ser “yo” en otro tiempo o estado psicológico, como en la liberación de tensiones del psicoanálisis; puede existir en una esfera no común de la realidad sociocultural como la Pasión de Cristo o la reactuación en Bali de la lucha entre Rangda y Barong; puede ser indicada por la convención estética como en el drama y la danza; o puede ser el tipo especial de conducta “esperada” de alguien que participa en un ritual tradicional (dos ejemplos: el coraje del chico gahuku en Papua Nueva Guinea que no derrama lágrimas durante su iniciación, cuando le cortan dentro de la nariz con hojas serradas; la timidez de “la novia” norteamericana “que se ruboriza” en su boda aunque ella y el novio hayan vivido juntos por dos años).

La conducta restaurada es simbólica y reflexiva: no es conducta vacía sino llena de significaciones que se difunden multívocamente. Esos términos difíciles expresan un solo principio: el yo puede actuar en otro o como otro; el yo social o trans-individual es un papel o conjunto de papeles. La conducta simbólica y reflexiva es la consolidación en teatro del proceso social, religioso, estético, médico y educativo. La performance significa “nunca por primera vez”. Significa “por segunda vez y ad infinitum”. La performance es “conducta dos veces actuada”…

Relatora: Adriana Romero Moreno.
Coordinador de la sesión: Sergio Honey.

Participantes: Alejandra Medellín, Rocío Hidalgo, Ana Lilia Chaparro, Sophie Bidault y Clarisa Falcon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s